menu
Mostrando entradas con la etiqueta tumor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tumor. Mostrar todas las entradas


Como hombre, nunca tendré que cargar a un bebe en mi vientre (obviamente). Pero me atrevo a adivinar que estar en embarazo no es para nada divertido. Me alega que sean las mujeres sean tan geniales como para cumplir con la preservación de la especie humana, porque 9 meses de confusiones, fuertes emociones, e inchazon general antecediendo el dolor de expulsar a un ser humano vivo de tu cuerpo no es algo que definitivamente yo quisiera experimentar. Pero imagina pasar por todo esto 46 años seguidos.



Cuando los doctores examinaron la causa del dolor que sufría una mujer Marroqui, se dieron cuenta de que la raíz de su agonía no era producto de un tumor cancerígeno, sino de un feto calcificado desde hace ya muchísimo tiempo. En 1955, Zahra Aboutalib estaba embarazada de su primer hijo. Cuando iba a parir, le dijeron que necesitaría una cesárea, pero cuando vio a una mujer morir por el mismo procedimiento, se asusto tanto que salio a correr. El bebe patio en su útero por meses antes de dejar de moverse. Cuando Zahra tenia 75 años, comenzó a sufrir de dolores horribles en su estomago. Sus hijos adoptivos se preocuparon a tal punto que la llevaron con especialistas. 

Los doctores le realizaron un ultrasonido, para tratar de confirmar que el bulto en su estomago era un cáncer maligno, pero su sorpresa fue mayor cuando se dieron cuenta que el bulto era del niño no nacido de la mujer, el cual había permanecido allí durante mas de 45 años. El feto se había calcificado para protegerse a si mismo del sistema inmunologico de Zahra, eventualmente se volvió duro como una piedra. Esta rareza medica ocurrió cuando el bebe se fusiono con la placenta . Después de 4 horas de cirugía, el feto salio del cuerpo de ahora después de 46 años de estar en su útero.