menu
Mostrando entradas con la etiqueta piercing. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta piercing. Mostrar todas las entradas


La moda de los piercings avanza cada vez más entre jóvenes y adultos que buscan algo que los haga ver “cool”. Nos los podemos encontrar en obviamente las orejas, las cejas, el ombligo, y el favorito de muchas personas: en la lengua. Curiosamente ese lugar es el más peligroso para la salud tratándose de las otras zonas en donde se ponen los piercings.



Sabemos de sobra que en la boca tenemos miles de bacterias, por eso cuando nos colocamos un piercing en la lengua tenemos que tener muy presente que al hacerlo se necesitara de cuidados especiales si es que quieres no sufrir las temerosas consecuencias.
Los doctores advierten que entre los problemas de salud que podemos estar expuestos al ponernos un piercing en la lengua, están la inflamación, el dolor, las dificultades para mastica y hablar, las alteraciones del gusto, el aumento de salivación, el sangrado, las infecciones y reacciones alérgicas de los materiales utilizados, además de que provoca la retracción de las encías y el riesgo de tener hemorragias en la lengua.
Añadiéndole a eso, con el tiempo podremos padecer de fisuras, pigmentaciones, abrasiones, ulceras, crecimiento exagerado del tejido cicatricial y la acumulación de sarro y placa.


Un estudio publicado hace poco por los odontólogos de Dental Traumatology, decía que un 35% de las personas que tienen un piercing en la lengua sufren de 2 a 3 problemas de los antes dichos, y el 15% de 4 a 7 problemas.
Ahora te preguntamos: ¿crees que vale la pena tantos problemas solo por tener un piercing en la lengua? Creemos que no, y eso mismo como te podrás dar cuenta lo dicen los expertos, personas que día con día ven como llegan pacientes a sus clínicas debido a algún problema con este tipo de piercings, por lo que hay que considerar muy bien sobre el tema.