menu
Mostrando entradas con la etiqueta muertes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta muertes. Mostrar todas las entradas


El embarazo es uno de los más hermosos períodos en la vida de una mujer, debido a su hermoso producto: un bebé; y es por ello, que tiene tal importancia y que requiere de gran madurez y responsabilidad. Cada día son más las mujeres jóvenes e inexpertas que se enfrentan a esta etapa sin contar con las herramientas y el conocimiento necesario; y es por ello, que muchas historias resultan en una verdadera tragedia.



La historia que conocerás a continuación, es realmente triste. Se trata de una mujer que llegó a la clínica 67 del Seguro Social, en Veracruz, con serias complicaciones en su embarazo. La mujer presentaba una hemorragia en el vientre, úlceras y eccemas en toda la superficie de su piel.

Una vez en el centro de atención médica, fue ingresada rápidamente a quirófano, donde se le practicaría una cesárea. Al despertar, la madre se enteró de la noticia que cambiaría su vida: su bebé había fallecido. Los doctores aseguraron que habían hecho todo lo posible para salvarlo pero no lograron tener éxito.

Los especialistas coincidieron en que lo ocurrido se debía a que el niño había sufrido una severa intoxicación con mercurio, parásitos anisakis y toxoplasmosis. Todos estos elementos se encuentran en los mariscos, el pescado y las aves que no han sido cocinadas o congeladas correctamente.

Al entrevistar a la madre, comprendieron que lo sucedido había sido responsabilidad de la inocente madre, quien frecuentaba restaurantes de comida japonesa y amaba consumir mariscos preparados a baja cocción. Probablemente uno de estos alimentos se encontraba contaminado y por ello el bebé presentó gran daño neurológico, que lo condujo a la muerte.

Tras este lamentable suceso los doctores emitieron un comunicado informando acerca del terrible riesgo de consumir dichos alimentos durante la gestación, con el fin de evitar que historias como estas se repitan.



La mayoría de los alimentos de origen animal deben ser congelados; con ello se elimina un gran número de agentes patógenos. Si además de ello, luego son sometido a una adecuada cocción, el riesgo de enfermar al consumirlos es prácticamente nulo.

Ojalá la historia de esta pobre madre que desconocía las consecuencias de sus actos y el peligro en el que colocó su vida y la de su bebé, sirva para muchas otras mujeres que se encuentran embarazadas o desean estarlo; para que todas ellas cumplan con las recomendaciones y con los cuidados necesarios para preservar su salud y la su bebé.


Todos en algún momento nos vemos inmersos en un apuro y sin darnos cuenta alguien nos tiende la mano incluso aunque sea un total desconocido. Esto le sucedió Jamie-Lynne Knighten, una joven madre que con su bebé en brazos estaba a punto de pagar sus compras en el supermercado cuando se dio cuenta de que había dejado sus tarjetas en casa y su tarjeta de crédito estaba bloqueada.



Jamie estaba muy estresada y no encontraba qué hacer, hasta que alguien detrás de ella le propuso pagar su cuenta. “El caballero detrás mío dijo tranquilamente, puedo encargarme de tus compras?”… Yo le dije “Oh, que dulce, pero no gracias”. Explica Jamie. Sin embargo, el joven siguió insistiendo hasta que ella aceptó.

Jackson -así se llamaba el joven- pagó la cuenta de Jamie por un total de más de $200, y ella muy agradecida le preguntó su nombre y la dirección de su trabajo.

Luego de unos días Jamie llamó al trabajo de Jackson para agradecerle y comentarle a su jefe la buena acción que el muchacho había realizado.

“Escucho llanto al otro lado del teléfono… Su jefe me informó que este increíble ser humano estuvo en un accidente de auto y falleció. Ni siquiera 24 horas después de haberlo conocido”.




Consternada por la noticia Jamie decidió hacer algo para que el legado del joven perdurara, así que abrió una cuenta de Facebook y Twitter en su honor donde comparte las historias del joven y donde otras personas expresan las buenas acciones que Jackson había hecho durante su corta vida.


Cuando el joven ayudó a Jamie le pidió que a cambio y como muestra de pago realizara una buena acción por alguien más, que ese sería suficiente agradecimiento para él.
Así que cuando los hermanos y la mamá de Jackson iban camino al funeral, se detuvieron a comprar comida y una desconocida se ofreció a pagar por ellos… Esa completa extraña resultó ser Jamie.

Esta historia nos enseña que todos deberíamos hacer el bien aunque sea a desconocidos ya que es gratificante poder realizar una buena acción que ayude a alguien. Si la noticia te gustó compártela con tus amigos.


Con frecuencia, hemos observado que algunos padres tienen por costumbre besar al bebé, o hijos pequeños en la boca. A pesar de que muchos expertos se han pronunciado sobre el tema, explicando los efectos físicos y psicológicos que esta costumbre puede traer; muchas personas lo siguen haciendo.

Es cierto, que esta costumbre parece inofensiva y que la intención es la de demostrar el profundo amor que se tiene por los hijos. Pero lamentablemente, este sencillo gesto de besar al bebé en la boca, puede tener daños irreparables.

Besar al bebé en la boca ocasionó una gran desgracia 



Como sabemos, los bebés son criaturas indefensas. Han pasado 9 meses en un sitio seguro; y al nacer, su sistema inmunológico aún no se ha desarrollado; por lo que están completamente vulnerables a todos los microrganismos y agentes patógenos que se encuentran en el ambiente; muchos de los cuales, los adultos portamos.

La boca es uno de los medios más accesible para que los agentes infecciosos entren al organismo del bebé; por ello es necesario mantenerla alejada de cualquier posible amenaza. Veamos como al besar al bebé en la boca, su propia madre le cegó la vida. Sarah Pugh junto con su bebé Eloise son las protagonistas de esta triste historia. Sarah tuvo un hermoso bebé; le puso por nombre Eloise. La niña fue traída al mundo mediante parto natural y sin complicaciones. Cuando les dieron el alta en el hospital, la niña se encontraba completamente saludable.

A los pocos días luego de nacer, la bebé empezó a perder mucho peso y dejó de comer; razón por la cual su madre la llevó prontamente a un centro de salud por atención médica. Su estado de salud se deterioró rápidamente; por lo que los médicos decidieron trasladar al bebé a un centro de salud mejor dotado; para poder realizar un mejor diagnóstico, pues no se explicaban a qué se debía el deterioro en la salud de la niña.

Al ser trasladada y después de realizarle numerosos exámenes, los médicos determinaron que la pequeña se había infectado gravemente al tener contacto con un herpes, lamentablemente la infección ya había avanzado hasta el cerebro. Una vez determinado el diagnostico, los médicos empezaron a investigar el origen de la infección y descubrieron que la madre padecía de herpes y que tenía la costumbre de besar al bebé en la boca; de manera que ésta había sido la puerta de entrada de la infección.




Lamentablemente, ya el daño estaba hecho y 24 días después de ser hospitalizada, Eloise falleció. Su madre Sarah quedó completamente destrozada. Ya de por sí, la pérdida de un hijo es un dolor muy profundo, pero haber tenido parte de la culpa ha de ser un dolor insoportable. Esta pobre madre jamás imagino, que un beso podría causar la muerte de su bebé. Hoy Sarah es consiente de haber cometido un error y de lo dañina que puede ser esta costumbre de besar a los hijos en la boca.

Que la historia de Sarah y Eloise, nos sirva de lección a nosotros y pueda concientizar a los padres, de como algo que parece ser inofensivo puede causar un gran daño.


A través de las generaciones vemos personas irse de un lugar a otro ya sea por necesidad o simplemente por conveniencia u obligación, es como subir y bajar un telón en lenguaje figurado, ya que esa persona que se va hay esperanza de volverla a ver en días, meses o años.



Es importante por lo tanto demostrarle a esas personas con las cuales tenemos la dicha de compartir ya sea por amistad, familiaridad o como pareja, todo nuestro cariño y amor sincero siempre, porque queremos hacer lo indecible para evitar que personas que queremos se nos alejen.

Mira el video:




Millvina Dean, la última superviviente del Titanic, murió a sus 97 años de edad. Dean solo tenía nueve semanas de vida cuando el barco más famoso del mundo naufragó al chocar con un iceberg en las aguas del Océano Atlántico en 1912.

La historia leída por mi de este naufragio cuenta que se produjo un 15 de abril de 1912, aun no había nacido yo…! Cuando el Titanic en su trayecto inaugural desde Southampton y con destino final en Nueva York naufragó y murieron 1.517 personas muchas a consecuencia de la ausencia de botes salvavidas.

Dean, al menos no tiene recuerdo de esta tragedia por su corta edad, Winslet, Di Caprio y Cameron salvan del naufragio a la última pasajera viva del Titanic, ella cuenta que su familia se

embarcar con destino a América, para comenzar una nueva vida y abrir una tienda de tabaco en Kansas. Viajaron en tercera clase. La madre de Dean y sus dos hermanos sobrevivieron también, sin embargo su padre falleció en el naufragio.

La familia de Dean no tuvo más alternativa que retornar a Southampton, donde la joven no vivió otro evento semejante en su vida.





A pesar de no recordar el accidente le condicionó la vida, debido a que su destino era criarse en EEUU y no retornar al Reino Unido “Si no fuera porque el barco se fue a pique, yo sería ciudadana de América”. Decía.

Para el año de 1985 el naufragio del Titanic volvió a estar presente en los periódicos del mundo, ya que fue cuando se descubrió el lugar exacto de donde se produjo el impacto y hundimiento del barco. Para entonces ya Millvina tenia más de 70 años de edad y todos querían que ella contase su testimonio. “Creo que muchas veces piensan que yo soy el Titanic”, dijo Dean.

Independientemente de lo que a las personas les parecieran sus declaraciones, ella jamás se cansó de contar una y otra vez la historia que le contó su madre y sus dos hermanos también sobrevivientes de la tragedia “Me gusta porque me ha permitido viajar a muchos sitios y conocer a mucha gente. Nunca me hartaré de ello”, admitía.

Según informaciones dicen que Dean nunca quiso ver la película del Titanic por James Cameron que, con Leonardo diCaprio y Kate Winslet como pareja protagónica, ya que tenía miedo de sufrir al ver las imágenes.


En mayo d Millvina comenzó a tener dificultades económicas y no tenía para costear su ingreso al geriátrico y fue entonces cuando los protagonistas de la película Titanic Di Caprio, Winslet y Cameron donaron 22.000 euros para cubrir sus gastos por el resto de su vida. Ella por su parte se vio obligada a vender autógrafos para pagar las cuentas pendientes.

A Millvina le sorprendió la muerte casi un siglo después en el geriátrico de la localidad de Hampshire donde vivió los últimos años de su vida.

Comparte este artículo con tus familiares y amigos para que todos estén enterado de esta historia tan conmovedora y sobre todo de la muerte de su protagonista.


Somos muchas personas a las que nos gusta tener plantas dentro de nuestra casa o jardín, por lo general solo buscamos que sean plantas que se vean bien y que sean bonitas, pero desgraciadamente, muy pocas veces estamos conscientes sobre lo peligrosas que pueden ser.

El hijo de esta señora murió a causa de una planta que parecía inofensiva, la cual tenía en su casa.





Todo comenzó cuando el pequeño Esteban de 5 años de edad jugaba, cuando le avisó a su mamá que se sentía mal y ella pensó que solo era una indigestión o cansancio. Comenzó a preocuparse al notar que su hijo empezaba a tener un color extraño en la piel y dificultad para respirar.


Inmediatamente llamó a la ambulancia, la cual lo trasladó al hospital donde fue internado de emergencia por una posible intoxicación, no sabían lo que pasaba, fueron momentos de mucha angustia.

Media hora después, el doctor salió del lugar donde estaba el pequeño para informarle a su madre que había fallecido y que la posible causa había sido envenenamiento por algo que había comido. Ella estaba desconsertada, no tenia idea de que pudo haber comido.

Por tal razón, solicitó un análisis sanguíneo y los resultados revelaron una fuerte dosis de un químico llamado Oxalato de Calcio.

Este químico se encuentra en una planta llamada Dieffenbachia o mejor conocido en países de latinoamerica como Amoena, la cual es muy común tenerlas en nuestra cosa. A continuación una imagen de la planta:


Mucha gente las tiene en interiores puesto que tiene gran resistencia a estar en la sombra sin necesidad de la luz del sol, ya sea en casa o en oficinas, pero lo cierto es que se debe ser especialmente cuidadoso mas que nada con los pequeños por su alto indice de envenenamiento si es que se llega a ingerir.

No olvides compartir para que todos estén enterados sobre lo peligrosa que puede ser esta planta!


Un ejemplo claro de eso es esta historia que relata una chica con respecto a su padre, siendo algo muy profunda y triste, dejándonos un mensaje muy claro y conciso.

Hay veces que las anécdotas de otras personas nos hacen abrir los ojos y darnos cuenta de que algo estamos haciendo mal, y más cuando hablamos de esos errores que hemos cometido con la familia.

Conoce dicha historia a continuación relatada por la chica.




“Cuando yo era niña mi padre me pedía que lo ayudara a reparar algunas cosas. Yo hacía cosas sencillas como sostener el destornillador o que acercara algo hacia donde estaba, aunque sabía que él lo pedía solo para pasar tiempo juntos, pues quería charlar y tener algo compañía. Él apreciaba mucho a la familia, pues no salía con amigos o de fin de semana, ya que cuando salía del trabajo se iba directo a casa para pasar tiempo con nosotros, eso lo hacía muy feliz.

Llego el día en que nos separamos, ya que yo entré a la universidad y tuve que mudarme. El cada domingo a las diez del mañana me hablaba puntualmente y con la misma felicidad de siempre. Cuando me case el como regalo se ofreció a pintar la casa donde iba a vivir, era verano, por lo que la temperatura rozaba los 36 grados aun en la sombra. Había momentos en que me pedía que le pasara la brocha, la pintura o cosas por el estilo, y así tener una charla conmigo, sin embargo, eso no sucedía porque yo andaba en mis cosas y estaba muy ocupada, un error muy grande.

Hace algunos años nos visitó, llego a la casa feliz y rápidamente se puso a construir un columpio para mi hija, su nieta. Al acabar, pidió una taza de té y un poco de compañía, aunque yo quería ir de vacaciones al otro día y estaba muy apurada, ¿cómo pude ser tan ciega y torpe?

Un domingo tuvimos nuestra charla habitual por teléfono y sentí algo diferente en él, como por ejemplo que olvidaba las fechas, pronunciaba mal ciertas palabras y cosas similares. Yo lo tome a la ligera, pensando que había tenido solo un mal día. De nuevo, otro error más. Esa misma tarde una triste noticia llego en forma de llamada: mi padre habría ingresado al hospital debido a una hemorragia cerebral. Rápidamente agarre mi coche y me dirigí hacia donde él estaba, lo único que deseaba era que alguien me bofeteara, pues había perdido muchas oportunidades de calidad con él, con ese ser amado que siempre quiso estar con su hija. La única pregunta que me hacía yo era: ¿y si ya es tarde para eso?

Esa pregunta tuvo respuesta justo antes de llegar al hospital, pues mi madre me llamo para decirme que lamentablemente mi padre había muerto producto de un coagulo en la cabeza, quedándose dormido para siempre. Yo me paralice y no paraba de llorar, justo al final fue que me entraron las ganas de hablar con él, abrazarlo y decirle lo mucho que lo quería, algo que ya no era posible realizar.

Solo en ese momento aprendí que mi padre siempre quiso pasar tiempo juntos porque sabía que en algún momento su partida llegaría, me dio miles de señales y yo con mis errores las ocultaba. Fue así que aprendí una gran lección, siendo hoy en día el momento más doloroso de mi vida”.

El mensaje de ella es claro: debemos de disfrutar todas nuestras facetas diarias con el máximo de nosotros, pues cuando el telón cae, ya no hay modo de volver a subirlo y disfrutar eso que quizás no pudimos hacer.





















Pasar un día en la piscina y llegar cansado con ganas de dormir, es algo que pasa con mucha regularidad, de hecho es muy común y sobre todo en los niños que son quienes mayor actividad tienen durante un día de piscina. Es por esto que Casandra Jackson no se sorprendió cuando su hijo le dijo, después de haber pasado todo el día en la piscina, que quería dormirse al llegar a casa.



Así tan normal como lo parece, así mismo el niño de 10 años llamado Johny pidió a su madre irse a dormir después de un “agotador” día, a lo que la madre no vio problema alguno y al llegar de la casa el niño fue a descansar. Al rato después, la madre fue a darle una vuelta a su pequeño, pero se llevó una sorpresa.

¿Qué sucedió? El niño estaba con espuma en la boca y sin respirar, nadie sabe lo que había sucedido y la pregunta que todos nos hacemos es ¿Qué pasó si todo estaba normal? Veamos, los médicos que revisaron al niño, le explicaron a Casandra (madre) que lo que había sucedido era aquello que se conoce como “Ahogamiento Secundario” y se da producto de haber tragado agua con consecuencias de hasta72 horas después.



El ahogamiento secundario es entonces un ahogamiento que como todos dificulta el intercambio y por ende el transporte de oxigeno al cuerpo, pero lo característico y malicioso de este tipo de afección es que es de progresión lenta por lo que puede llegar a su resultado final hasta 3 días después de haber tragado agua.

Lo anterior hace necesario que todos los padres estén al pendiente, y es que si bien afecta a todas las personas, los niños son más vulnerables a sus consecuencias. Por lo tanto debemos primeramente cuidar de que nuestros niños de no tragar agua en las piscinas y de su comportamiento posterior a esto, veamos:

¿Cuáles son los síntomas que nos pueden ayudar a sospechar?

  • Exceso de cansancio tras el baño
  • Dificultad respiratoria después de bañarse
  • Cambios en el comportamiento o en el estado de ánimo de la persona, sin motivo aparente.




Recientemente personas de todas partes del mundo ha causado revuelo la guerra en Siria debido al increíble y alarmante número de personas fallecidas y a todas aquellas que a diario escapan de la guerra hacia Europa y otros destinos en búsqueda de libertad, tranquilidad y en especial, un lugar que les garantice la vida a ellos y sus familiares.



Una historia ha circulado los portales web del mundo mostrando las palabras de Mushtad, un niño Sirio de 3 años de edad quien sobrevivió a un bombardeo en Siria pero lamentablemente quedó tan lesionado que sólo pudo sobrevivir unas pocas horas en el hospital al que fue trasladado antes de morir debido a las heridas que recibió.

Su foto ha sido vista y compartida en miles de redes sociales llevando al mundo lo que los testigos aseguran fueron las últimas palabras de Mushtad:
“Le contaré a Dios todo”.(“I’m gonna tell God every thing”)

La foto que acompaña la noticia muestra a Mushtad siendo tratado por médicos quienes a pesar de intentarlo todo no fueron capaz de salvarlo de su dolor y sufrimiento.

Las palabras del niño hacen referencia a la crueldad de las personas, el sufrimiento entero de una nación que se desengra sin ser ayudada por nadie y a las matanzas que a diario cobran la vida de miles de personas de Siria. Desde la revolución en 2011, los niños en Siria están siendo atacados deliberadamente bajo ordenes del presidente Bashar al-Assad. Cientos de niños han sido secuestrados, torturados e interrogados en prisiones donde los cuidados médicos brillan por su ausencia.

La exposición prolongada a la violencia, el estrés, las constantes mudanzas en busca de un mejor lugar, la pérdida de familiares y amigos, y otras muchas condiciones de vida deplorables que viven los habitantes de Siria están dejando a sus niños con muchas cicatrices tanto físicas como mentales, asegura El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Maria Calivis, directora regional de Unicef para el Medio Oriente y el Norte de África declaró: “Los padres reportan que sus niños están sufriendo pesadillas recurrentes y mostrando comportamientos agresivos. Los niños se han vuelto más retraídos y apegados y es muy común que mojen la cama. Sus dibujos con frecuencia son violentos con imágenes llenas de sangre, explosiones y destrucción.”



Mira el video:





John Kennedy Santos Gurjao, un joven brasileño de 24 años, murió en un avión de Aer Lingus mientras se dirigía a Dublín. Tal como dijeron varias fuentes, era muy probable que su muerte estuviera relacionada con las drogas.

Según informaron fuentes policiales, el joven empezó a entrar en un estado de altísima agitación y violencia, corriendo por el avión e incluso noqueando a un pasajero que lo intentó reducir, para posteriormente entrar en colapso y morir.





“Donde yo estaba sentado no hubo ningún problema y el capitán dijo que cambiaba la ruta para dirigirse a Cork debido a emergencia médica. Pensé que al llegar a Cork solo haríamos una parada rápida, pero en realidad ahí nos esperaban una ambulancia y unos veinte coches de policía.”


Los esfuerzos de un doctor y dos enfermeras no fueron suficientes para salvarle y el joven murió durante la aproximación a Cork.La policía entrevistó a todos los pasajeros del vuelo y encontraron a una mujer portuguesa llevando una cantidad ingente de anfetaminas en su maleta. Esto fue precisamente lo que llevó al rumor que el joven podía haber muerto debido a las drogas.