Mostrando entradas con la etiqueta ella se dio cuenta que cometió un error irreparable .... Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ella se dio cuenta que cometió un error irreparable .... Mostrar todas las entradas

Poco tiempo después de la muerte de su padre, ella se dio cuenta que cometió un error irreparable ...


Un ejemplo claro de eso es esta historia que relata una chica con respecto a su padre, siendo algo muy profunda y triste, dejándonos un mensaje muy claro y conciso.

Hay veces que las anécdotas de otras personas nos hacen abrir los ojos y darnos cuenta de que algo estamos haciendo mal, y más cuando hablamos de esos errores que hemos cometido con la familia.

Conoce dicha historia a continuación relatada por la chica.




“Cuando yo era niña mi padre me pedía que lo ayudara a reparar algunas cosas. Yo hacía cosas sencillas como sostener el destornillador o que acercara algo hacia donde estaba, aunque sabía que él lo pedía solo para pasar tiempo juntos, pues quería charlar y tener algo compañía. Él apreciaba mucho a la familia, pues no salía con amigos o de fin de semana, ya que cuando salía del trabajo se iba directo a casa para pasar tiempo con nosotros, eso lo hacía muy feliz.

Llego el día en que nos separamos, ya que yo entré a la universidad y tuve que mudarme. El cada domingo a las diez del mañana me hablaba puntualmente y con la misma felicidad de siempre. Cuando me case el como regalo se ofreció a pintar la casa donde iba a vivir, era verano, por lo que la temperatura rozaba los 36 grados aun en la sombra. Había momentos en que me pedía que le pasara la brocha, la pintura o cosas por el estilo, y así tener una charla conmigo, sin embargo, eso no sucedía porque yo andaba en mis cosas y estaba muy ocupada, un error muy grande.

Hace algunos años nos visitó, llego a la casa feliz y rápidamente se puso a construir un columpio para mi hija, su nieta. Al acabar, pidió una taza de té y un poco de compañía, aunque yo quería ir de vacaciones al otro día y estaba muy apurada, ¿cómo pude ser tan ciega y torpe?

Un domingo tuvimos nuestra charla habitual por teléfono y sentí algo diferente en él, como por ejemplo que olvidaba las fechas, pronunciaba mal ciertas palabras y cosas similares. Yo lo tome a la ligera, pensando que había tenido solo un mal día. De nuevo, otro error más. Esa misma tarde una triste noticia llego en forma de llamada: mi padre habría ingresado al hospital debido a una hemorragia cerebral. Rápidamente agarre mi coche y me dirigí hacia donde él estaba, lo único que deseaba era que alguien me bofeteara, pues había perdido muchas oportunidades de calidad con él, con ese ser amado que siempre quiso estar con su hija. La única pregunta que me hacía yo era: ¿y si ya es tarde para eso?

Esa pregunta tuvo respuesta justo antes de llegar al hospital, pues mi madre me llamo para decirme que lamentablemente mi padre había muerto producto de un coagulo en la cabeza, quedándose dormido para siempre. Yo me paralice y no paraba de llorar, justo al final fue que me entraron las ganas de hablar con él, abrazarlo y decirle lo mucho que lo quería, algo que ya no era posible realizar.

Solo en ese momento aprendí que mi padre siempre quiso pasar tiempo juntos porque sabía que en algún momento su partida llegaría, me dio miles de señales y yo con mis errores las ocultaba. Fue así que aprendí una gran lección, siendo hoy en día el momento más doloroso de mi vida”.

El mensaje de ella es claro: debemos de disfrutar todas nuestras facetas diarias con el máximo de nosotros, pues cuando el telón cae, ya no hay modo de volver a subirlo y disfrutar eso que quizás no pudimos hacer.

Con la tecnología de Blogger.

Followers

Total Pageviews

Labels

main-nav-top (Do Not Edit Here!)

Subscribe

Popular Posts

Hellya

Made with by Odd Themes

© 2013 Odd Themes, Inc. All rights reserved.